ARKOTXA, Aurelia

(Baigorri, 1953)

Es licenciada en Filología Hispánica y doctora en Filología Vasca. Defendió su tesis basada en el poema Maldan Behera de Gabriel Aresti en la Universidad de Burdeos, en 1990. En la actualidad imparte clases de Filología Vasca en la citada universidad así como en la Facultad de Baiona. Tomó parte en la creación de la revista Maiatz, y es miembro del Institut International de Geópoétique dirigido por Kenneth White. En 2003 fue nombrada miembro de número de Euskaltzaindia.

Dentro de su labor literaria cabe reseñar dos trabajos realizados en francés: el ensayo Imaginaire et poésie dans Maldan behera de Gabriel Aresti y el libro basado en la vida del mecenas de la cultura vasca Antoine d'Abbadie Pénsées, études et voyages de 1835, ese último realizado en colaboración con Patri Urkizu.

En 1993 Arkotxa publicaba en Pamiela el poemario Atari ahantziak (Portales olvidados), que traía al recuerdo a la Grecia clásica y a la mitología de Egipto. En opinión de la también poeta Amaia Iturbide los poemas que recoge el libro son «como entradas y caminos del recuerdo, una invitación para ver el mundo de otra manera». «(...) Nada más comenzamos a leer el libro nos damos cuenta de que nos hallamos ante un libro escrito desde el ángulo de la sensibilidad femenina. Las hojas que permanecen en el recuerdo, el eco anestesiado de antiguas historias, las señales momificadas de los golpeados por la vida, se nos presentan en las agrietadas huellas de un tiempo pasado. Pues Aurelia Arkotxa, cuando se sitúa al lado de los que han sufrido, o cuando nos fotografía y cuenta una tragedia, subraya el tema con un relieve surrealista doloroso y vivo a la vez, a través de frases cortas llenas de urgencia unidas a elipsis presentidas, pero sin dejar de darle un toque sensible; a través de símbolos y repeticiones obsesivas, pero añadiendo un toque femenino. Sus frases no carecen de denuncia irónica. Su palabra es grito y silencio a la vez, y su mirada hacia los oprimidos es cálida, de esas que saben estar en momentos difíciles. Tracy Chapman.

»Alterna poemas extensos con breves. Mientras en los extensos se narran temas más profundos, en los breves, gracias a a rima, el ritmo es mayor, como rayos de luz, partituras de juegos de paralelismos.

»Se nos muestran diferentes tonos de color acompañados del perfume de flores y hierbas, y también las sensaciones embriagadoras y la lírica limpia tan características de la poesía del la zona vasco-francesa.

»Y de la mano de la poesía la pintura. "El terrible azul de las hortensias / Kandinsky Giotto Klein Fra Angelico" (pág. 65). Magritte. Hokusai. Pero, sobre todo, junto a la pintura el paisaje, representante, o mejor dicho, bálsamo del dolor» (in Iturbide, Amaia. "Bluitasuna", Euskaldunon Egunkaria, 21-05-1995).

En el año 2000, dentro de la colección de cuentos Gutiziak editada por Txalaparta, la autora publicaba la narración Marko Poloren ametsa (El sueño de Marco Polo). Dicho cuento daría comienzo a su siguiente libro, Septentrio (Alberdania, 2001), primera obra narrativa de Arkotxa. La publicación en cuestión está estructurada en tres partes. En la primera se da cuenta del citado viaje de Marco Polo; en la segunda la autora se dirige a Terranova, tras las huellas de los vascos que hace tiempo se pusieron rumbo hacia ese lugar; y en la tercera y última parte los pasos y reflexiones de Arkotxa guían la lectura hacia el infinito mar. En la introducción del libro, Kenneth White afirma lo siguiente: «Aurelia Arkotxa conserva, si así puedo decirlo, el desaparecido carácter de lo vascos. Quiero decir que mantiene aferrada a su recuerdo la cultura vasca, conoce la sinuosa cartografía de los marineros vascos, cartografía que se encuentra lejos de las bulliciosas réplicas que se presentan por medio de la ideología identitaria y la violencia, pues no queda nada más que éso cuando se pierde la firmeza del fondo, cuando ya sólo se puede chapotear sobre la superficie del agua».



Más información sobre la autora: