EPALTZA, Aingeru

(Pamplona, 1960)




© Mari Jose Olaziregi

Publicado en la revista Transcript, 2005.




Aingeru Epaltza es uno de los escritores más importantes del panorama literario actual. Es licenciado en Periodismo, y aunque haya trabajado en varios periódicos, hoy en día es traductor en el Gobierno de Navarra. En su trayectoria literaria, destaca su labor en el ámbito de la narrativa, tanto en la literatura para adultos como en la literatura infantil y juvenil. Entre su producción para adultos es digno de mención el libro de cuentos Garretatik erauzitakoak (Elkar, 1989), y en el ámbito juvenil la novela corta Ur zabaletan (Pamiela, 1994). Además, tres de sus libros han sido galardonados con diferentes premios: Sasiak ere begiak baditik (Elkar, 1985) fue ganador en el concurso para nuevos escritores organizado por el Ayuntamiento de Pamplona; la novela Ur uherrak (Pamiela, 1993, traducido al castellano como Agua turbia, Hiru, 1995) ganó el premio Xalbador en 1991, y su obra Tigre ehizan (Elkar, 1997, traducido al castellano como Cazadores de tigres, Xordica, 1999) fue galardonado con el Premio Euskadi de 1997. Además de los galardones mencionados, Epaltza ganó el premio de periodismo Rikardo Arregi en 1990.

La novela Sasiak ere begiak baditik fue la obra que dio comienzo a la brillante trayectoria de Epaltza. Es una historia llena de aventuras, vivacidad, suspense y engaños que nos hace recordar las excelentes narraciones de uno de los vascos más universales, Pío Baroja.

La siguiente novela del autor, Ur uherrak, es una obra de mayor envergadura y aspiración literaria. El punto de partida de esta novela es el encuentro de dos personajes: Billie, una chica negra marginada por causa de su situación social y familiar, y Jazinto, un "bertsolari" viejo, repudiado y dado al alcoholismo. Los dos intentan salir adelante en el ambiente sofocante y hostil de un pueblo navarro hábilmente descrito por Epaltza. La despiadada lucha por el poder entre los dirigentes políticos, la represión de la policía, la manipulación de la prensa y la violencia contra los más débiles se acentúan con el asesinato de un concejal del pueblo. El ambiente descrito en la novela es turbio y oscuro, y el autor, utilizando con gran destreza la técnica del contrapunto, logra relatar la historia con ligereza. En la estructura de la obra se pueden apreciar estrategias narrativas próximas a la novela negra, que nos hacen recordar a escritores norteamericanos como R. Ellison y su The Invisible Man (1952), pero sobre todo a J. Baldwin.

En la novela Tigre ehizan (1996), los dos protagonistas, padre e hijo, deben cazar un tigre cada uno, por casualidad, el 7 de agosto de 1944. Martin, junto con sus compañeros de la compañía petrolífera de El Llano, salen a la caza de un tigre que ha matado a varias personas en la selva amazónica de Parigua, y su hijo Martintxo, testigo de la reciente ocupación alemana de Larresoro, decide, con la ayuda de sus amigos del pueblo, «cazar» un tanque alemán al que él y sus amigos llaman «tigre». Poco a poco, el destino de los dos protagonistas se va complicando y la historia toma una intensidad casi metafísica que provoca una gran impresión en el lector. Podríamos decir que Tigre ehizan se convierte en un viaje literario hacia el corazón de las tinieblas de cada uno de estos protagonistas atormentados.

La muestra que hemos elegido para esta revista es un fragmento de la excelente novela Rock'n'Roll (Elkar, 2000, traducido al castellano como Rock'n'roll, Ttarttalo, 2003). En ella, el lector queda desde el principio atrapado entre los elementos de la novela negra: asesinatos y desapariciones de cuerpos, robos, policías y periodistas, alcohólicos, sectas... fragmentos memorables salpicados de un humor negro. Además de estos componentes, también encontramos otros elementos fundamentales que se especifican en el famoso The simple art of murder de Raymond Chandler, como por ejemplo la intriga, un suspense que no se desencadena hasta el final, la violencia, el sexo, el alcohol... Y no mencionamos a Chandler en vano, ya que Epaltza ha demostrado ser un excelente discípulo del gran maestro. En esta novela Epaltza echa una mirada irónica, podríamos decir esperpéntica, a la generación que descubrió el rock. Como dice la canción Rock'n'Roll de Lou Reed que está presente no sólo en el título sino también en toda la obra, "El rock'n'roll le salvó la vida. A pesar de todas las amputaciones, se podía bailar al ritmo de una radio rock'n'roll..." (ver Rock'n'Roll Animal, 1974).




Más información sobre el autor:




© Foto: Elkar