ITURBE, Arantxa

(Alegia, 1964)

"Decidí mucho antes lo que quería hacer en la vida que lo que quería ser. Yo quería escribir. Y con esa intención me licencié en Ciencias de la Información. Suponía entonces que era la formación más adecuada para poder trabajar en aquello que me gustaba. Pero resultó que antes de llegar a la meta me enamoré de la radio. Descubrí que en el fondo me había confundido de objetivo. Lo que yo quería era contar, no tanto escribir. Y en eso se me han ido los años: contando, contando de todo y mucho en un magazine de radio.

A una compañera de trabajo, y amiga, le dio por preguntarme de vez en cuando, "pero, ¿tú no querías escribir?". La verdad es que yo escribía y escribo todos los días. Para contar. Para que nuestras palabras vuelen a través de las ondas, no para ser leídas por cualquiera. Hasta que un día comencé a escribir pensando que quizá lo que yo escribiera podría llegar a los ojos, y ¿por qué no?, al corazón de alguien.

He escrito, sobre todo, narraciones cortas. Seguramente porque no puedo separar mi profesión de mi afición. O quizá porque me gusta ser concreta, rápida y directa en lo que cuento.

He publicado un par de libros de narraciones (Ezer baino lehen -1992, Elkarlanean-, Lehenago zen berandu -1995, Alberdania-) y una crónica amarga sobre la maternidad (Ai, ama! -1999, Alberdania), por si a alguien le apetece leerlos. Pero no he perdido la vocación de contar a quien siente pereza ante las letras. La cuestión es coincidir. Cuento para que alguien me escuche, escribo para que alguien me lea. Y aun así, estoy segura de que si supiera que nadie escucha lo que cuento ni nadie lee lo que escribo, no cambiaría ni la profesión ni la afición. He acertado de lleno en ambas. Las dos me llenan el corazón. Y eso es mucho llenar".

Iturbe, Arantxa. "Biografía" in Olaziregi, M.J. (comp.) Pintxos. Nuevos cuentos vascos, Editorial Lengua de Trapo, Madrid, 2005.


©Estibalitz Ezkerra




Es licenciada en Ciencias de la Información, y en la actualidad trabaja en la cadena Euskadi Irratia. En el año 2000 recibió el premio de periodismo Rikardo Arregi por su trabajo como locutora y conductora del programa Goizean Behin. En la década de 1990 escribió artículos de opinión en los periódicos El Diario Vasco y Gara.

En 1992 la cadena radiofónica en la que trabaja emitió, a modo de radio-novela, su pieza teatral Maite, maite, maitea anteriormente publicada por el Gobierno Vasco. Ese mismo año vio la luz el primer libro de narraciones de Iturbe: Ezer baino lehen (Elkar). Dos años después publicaba su segunda colección: Lehenago zen berandu (Elkar). Sobre la narrativa de Iturbe la crítico Marijose Olaziregi ha escrito lo siguiente: «Las relaciones de pareja constituyen el núcleo central de las narraciones que Arantxa Iturbe ha publicado en sus dos libros: Ezer baino lehen ("Antes de nada", 1992) y Lehenago zen berandu (1995; Ya ni siquiera es tarde, Alberdania, 2005. Trad: Jorge Giménez Bech). Prevalecen los protagonistas femeninos, mujeres que viven en núcleos urbanos marcados por el estrés y el ritmo frenético diario. Sus narraciones tienen una espontaneidad y frescura que inunda no sólo el registro y los modos de expresión de sus personajes, sino toda la organización de la trama. Y es que la prosa de Iturbe huye del adorno gratuito y del artificio innecesario para, con breves pinceladas y constantes cambios de ritmo narrativo, relatar con ironía las frustraciones, soledades y malentendidos de esos urbanitas tan necesitados de cariño» (Olaziregi, M.J. "Prólogo", Pintxos. Nuevos cuentos vascos, Lengua de Trapo, Madrid, 2005). Según Iñaki Aldekoaren, «Arantxa Iturbe se desenvuelve como pez en el agua a la hora de destapar las ambigüedades, los equívocos y, no pocas veces, el infantilismo de los protagonistas masculinos en lo que toca a las relaciones de pareja. No faltan en sus cuentos la perspicacia ni el humor de tono irónico» (Aldekoa, I. Historia de la Literatura Vasca, Erein, San Sebastián, 2004. 225).

Ezer baino lehen está compuesto por diecisiete narraciones. Algunas de ellas fueron publicadas con anterioridad en la revista HABE; otro fueron premiados en varios certámenes: las narraciones "Riiiing!" y "Maiteak denak", por ejemplo, obtuvieron el Julene Azpeitia (1989) y el Ciudad de San Sebastián (1990) respectivamente. Estas narraciones nos dan cuenta, de manera irónica, del devenir de las relaciones en pareja (el amor y el desamor, los malentendidos, los problemas de comunicación). En cuanto al estilo, se trata de narraciones breves, de lenguaje vivo y directo.

Pese a seguir la misma tónica de su trabajo anterior en cuanto a temática y estilo, las trece narraciones que recoge Lehenago zen berandu presentan un mayor suspense y sarcasmo en lugar de ironía. En opinión de Amaia Iturbide, «el lenguaje de estas trece narraciones está tomado del lenguaje oral, del que se habla en la calle, no el del ámbito del caserío sino el de la ciudad. Es un lenguaje ágil, gracioso, fresco y vivo, espontáneo como el portazo que sigue a la discusión, ligero, que no exige gran esfuerzo, narraciones curiosas que pueden contarse al oído sin tener que leerlas directamente en el papel. Los temas bastante maliciosos. Avispero.

»Estas narraciones en aparienciacollage de sucesos urbanos presentan el toque imprevisible propio de las revistas del corazón, la emoción del romance del verano, el impasse de la novela policíaca, la picardía de la luz de la mesilla, la rapidez del fotomatón, o la malicia de la foto sacada sin permiso y en una situación comprometida. Algunas son sketch divertidos, otras parecen noticias sacadas del periódico o conversaciones telefónicas. Pese a no contar nada excepcional, este libro de título misterioso engancha. Invita a llevarlo debajo del brazo, para ser leído de una tirada o por capítulos, en la playa o en el autobús, es de rápido consumo, como un sandwich o una hamburgesa. Para los intermedios, de un trago» (Iturbide, Amaia. "Atrebentziarik ez bada", Euskaldunon Egunkaria, 17-09-1995).

En 1999 publicó el ensayo breve Ai ama! (Alberdania), a modo de romper con los tópicos que rodean a la maternidad. En colaboración con Agurtzane Intxaurraga Iturbe adaptó la citada obra al teatro, para que posteriormente la compañía HIKA la llevara al escenario en 2001. Dos años después, Intxaurraga e Iturbe eran premiadas con el Max a la mejor obra teatral en euskera. Tal y como ha reseñado Felipe Juaristi, en Ai ama! «Arantxa Iturbe toma como punto de partida su propia experiencia (pues es madre) y en lugar de hacer una apología de la maternidad dulce y empalagosa (que lo podría haber hecho, como muchas otras madres lo han hecho antes que Arantxa Iturbe), se ha puesto a analizar con detenimiento eso de la maternidad, sacando a la luz todos sus entresijos.

»No es, por tanto, un libro dulce, ni tampoco amargo, sino ambas cosas a la vez en lo que se refiere a algunos de sus capítulos; la autora airea los tópicos que rodean a la maternidad, e incluso los ridiculiza. El libro, en cuanto a estilo y escritura, es ágil, pues cuenta con la ayuda de diálogos directos y agudos. Así mismo, como toma distancia del tema, se permite mostrar una mirada irónica sobre las ventajas y desventajas que acarrea ser madre. Sin embargo, no es libro para reír. Ni mucho menos» (Juaristi, Felipe. "Topikoen aurka", El Diario Vasco, 11-12-1999).

Kontu-jaten (Alberdania, 2006) es el último libro pblicado por Iturbe. En el mismo, la autora recopila las entrevistas realizadas a varias mujeres de Euskal Herria, las cuales hablan sobre su infancia y juventud. «Es un libro basado en las experiencias vitales (no hay que olvidar que estas experiencias son también denominadas "escarmiento") de mujeres nacidas en las primeras décadas del siglo XX. Por lo tanto, se nos ofrece el punto de vista de una generación de mujeres que conocieron la guerra civil, con todo lo que ello implica. A veces la narración se detiene en la pequeña anécdota del ámbito doméstico, cerca de la literatura de costumbres; pero esas pequeñas anécdotas crecen a los ojos de los personajes, pues sus vidas adquieren sentido a partir de las mismas. Por otra parte, la autora ha sabido mantener la frescura del relato oral en estas narraciones» (Rojo, Javier. "Eskarmentua", El Correo, 01-11-2006).




Más información sobre la autora:




© Foto: Susa (Literaturaren Zubitegia)

© Ezer baino lehen: Elkar

© Lehenago zen berandu: Alberdania

© Ai ama!: Alberdania

© Kontu jaten: Alberdania