SARRIONANDIA, Joseba

(Iurreta, 1958)

"Nunca he tomado la decisión de ser escritor. Cuando di mis primeros pasos, escribir no se tenía por oficio; yo era estudiante, y la escritura, una forma más con la que la militancia generosa de aquella época abordaba los campos de la política y de la cultura. Desde algunas perspectivas profesionales actuales, quizás se recuerde aquella militancia como un sacrificio, e incluso dé lástima, pero vivíamos felices, como los amantes sin dinero. Luego seguí escribiendo en la cárcel, era presidiario de profesión y escribía para olvidar un poco aquella condición. Y después, de nuevo libre, de alguna manera libre, no he tenido más remedio que ser fugitivo de profesión, y nada ha estado ni está más presente en mi vida que la escritura. Pero no diría que soy escritor de profesión, al menos no todavía. De serlo, soy escritor en aquel otro sentido que le diera Thomas Mann, en la medida en que escribir me resulta tremendamente difícil y costoso".

Etxeberria, Hasier. Cinco escritores vascos. Entrevistas de Hasier Etxeberria, Alberdania, 2002, 25.


©Mari Jose Olaziregi




Joseba Sarrionandia es Licenciado en Filología Vasca, colaborador de periódicos y revistas literarias, traductor, miembro correspondiente de la Real Academia de la Lengua Vasca y cofundador del grupo literario POTT, grupo que influyó poderosamente en la literatura vasca de la década de los años 1980. Estuvo encarcelado por ser miembro de ETA desde el año 1980 hasta su fuga en 1985. Es la suya una trayectoria literaria que, junto a los géneros tradicionales (poesía, narrativa, ensayo), gusta de experimentar y proponer textos híbridos representativos de una concepción innovadora de la literatura, tales como: Ni ez naiz hemengoa (Trad. Cast.: No soy de aquí, Hiru, Hondarribia, 1992. Traducción de Bego Montorio; Von nirgendwo und überall, Verlag Libertäre Assoziation, Hamburg, 1995. Traducción de Ruth Baier), Marginalia (1988), Ez gara geure baitakoak (1989) y Han izanik hona naiz (1992). Otras obras del autor nos recuerdan que Sarrionandia es un reconocido narrador y merece un lugar destacado en el actual panorama literario vasco. Narrazioak (1983. Traducción al catalán: Narracions, Ed. Portic, 1986. Traductor J. Daurella), Atabala eta euria (1986; Premio de la Crítica Española) e Ifar Aldeko orduak (1991) son sus libros de cuentos más conocidos. Es la suya una prosa poética llena de metáforas e imágenes sugerentes, una prosa que incorpora elementos fantásticos y referencias a leyendas y cuentos tradicionales. El lector encontrará en los libros de cuentos mencionados sirenas y viejos marinos que delatan las afinidades del autor con autores como Samuel Taylor Coleridge o Herman Melville, personajes como Ginebra o Galahad que rinden homenaje a narraciones del ciclo artúrico, escenarios lúgubres que recuerdan a los relatos de Poe... o cuentos metanarrativos muy originales. La obra narrativa de Sarrionandia incluye también novelas como Lagun Izoztua (2001; Premio de la Crítica Española) y Kolosala izango da (2003).

Destacaremos la faceta de traductor del autor quien ha traducido al euskera The Waste Land de T.S. Eliot, La balada del viejo marino de T.S. Coleridge, o El marinero de Pessoa. Junto a ellos, destacan la traducción de poemas sueltos de Baudelarie, Melville, Rilke, Auden, Dylan Thomas, Pavese... incluidos en su libro Izkiriaturik aurkitu ditudan ene poemak (1985), o la selección de cuentos de autores universales como Bierce, Kafka, Picabia, García Márquez, entre otros, que junto a M. Sarasketa tradujo para el libro Hamahiru ate (1985).

La trayectoria poética de Sarrionandia ha hecho que el autor tenga un lugar destacado en el panorama actual de la literatura vasca. Los libros de poemas que ha escrito hasta la fecha incluyen títulos que, como el primero Izuen gordelekuetan barrena (1981), han servido de inspiración para muchos poetas jóvenes vascos contemporáneos. A él siguieron libros como Marinel zaharrak (1987), Gartzelako poemak (1992) y Hnuy illa nyha majh yahoo (1995). Algunos de esos poemas y letras para canciones fueron incluidas, traducidas al castellano, inglés y francés en Hau da ene ondasun guzia (Ed. Txalaparta, 1999). Además, algunos poemas de Sarrionandia han sido incluidos en antologías, tales como: Antología de la poesía vasca, Aldekoa, I. (ed), (Visor, 1991); Poesía vasca contemporánea, Hernández, P. (ed) (Litoral, 1995); y 8 poetas raros, Gallero, J.L. & Parreño, J.M. (ed.) (Ardora, 1992).

Los temas que vertebran Izuen gordelekuetan barrena (1981) son el viaje y el desarraigo. Tal y como se vislumbra en el poema que inicia el libro (cf. "Bitakora kaiera"), este viaje se realiza a través de 7 ciudades míticas europeas y en cada una de ellas se homenajea a un poeta conocido. Se trata de un viaje cuya meta final es el destierro (cf. "Etxera itzuli"). Ecos de Kavafis, Pessoa, Yeats, Dylan Thomas, Kafka... resuenan en este libro plagado de citas y referencias culturales. Y es que ya lo decía Sarrionandia en el prólogo del libro: toda literatura es, en definitiva, metaliteratura. Tras la muerte de Dios y del Autor, la apropiación de otros textos, de otras voces, se torna imprescindible en la era posmoderna. La riqueza estilística, la musicalidad de los poemas, la variedad de imágenes utilizadas (entre las que destacan la del laberinto o la del viejo marino)... son algunos de los elementos a subrayar.

Marinel zaharrak (1987) incluía una selección de poemas del libro anterior y añadía poemas escritos durante la permanencia del poeta en la cárcel y su posterior huida. Se trata de un libro en el que reina una voz pesimista, desengañada, un libro en el que el culturalismo del libro anterior desaparece y en el que hay un claro escepticismo en el poder de la literatura (véase el poema "Literatura eta iraultza", Literatura y revolución). Tal y como dice el poeta, el preso es un condenado para siempre, y muestra afinidades con poetas, tales como Maiakovski o Villon, con los que comparte el hecho de ser un condenado.

Hnuy illa nyha majah yahoo. Poemak (1985-1995) (1995) es el significativo título del último libro de poemas de Sarrionandia, título que parafrasea una frase incluida en los Viajes de Gulliver que significa "Cuídate, amigo". Además del tema de la muerte, omnipresente en toda la obra del poeta, subrayaríamos el del exilio que se torna omnipresente en esta obra. El libro está estructurado en diez apartados que incluyen poemas, incluso relatos, de temática variada, tales como "la de la muerte del héroe, el exilio, el viejo marino como memoria, la esperanza y la rebeldía, la infancia y el país del pasado y el futuro imaginario del país... también aparece el tema del amor" (cf. Lourdes Otaegi: "La poesía del siglo XX"). La cita de Eliot que inicia el texto ("Time present and time past/ Are both perhaps present in time future", No. 1 of Four Quartets), plantea la ruptura de la idea de progreso o tiempo. La misma idea es subrayada en el relato que inicia el libro, relato en el que el tiempo pasado, presente y futuro quedan mezclados. Pero además, el libro incluye poemas de libros anteriores del autor y éstos no vienen cronológicamente ordenados.

El exilio, la infancia como un paraíso (=utopía) perdido, o incluso las heterotopías que aparecen en obras como la novela Lagun Izoztua (2001) conforman un el corpus espacial del universo literario de Sarrionandia. En Hnuy illa nyha majah yahoo, el poeta no duda en utilizar la primera persona del plural y en afirmar que siempre seremos unos exiliados, que el regreso a casa es absolutamente imposible, pues la casa, la patria, tal y como la conocimos, tal y como la deseamos, no existe. Retorno imposible para un poeta que no duda en afirmar que la poesía verdadera es posible, que a pesar de que, como afirmó aquel, escribir poesía después de Auschwitz sea una barbaridad, la verdadera poesía está todavía por escribir.




Más información sobre el autor:




© Kolosala izango da: Txalaparta