ZUBIZARRETA, Patxi

(Ordizia, 1964)

Es licenciado en Filología Vasca, y como escritor se halla especialmente vinculado a la Literatura Infantil y Juvenil. Su obra ha sido galardonada con varios premios, como el Xabier Lizardi (1991), el Baporea (1993), el Antonio Mª Labaien (1997), el premio Euskadi (1997), o el Ignacio Aldecoa (2002).

Desde que publicara Ametsetako mutila (El chico de los sueños; Elkar, 1991) Patxi Zubizarreta ha ido elaborando más de veinte titulos. En sus obras encontramos temas tradicionales como pueden ser el amor -Emakume sugearen misterioa (El misterio de la mujer serpiente; Alberdania, 1993)- o la aventura -Jentzi (Erein, 1993), Gizon izandako mutila (Pamiela, 1997; Trad. El chico que fue hombre, Anaya, 2000)-, así como alusiones a los problemas de la sociedad actual: la obesidad desde el punto de vista de los jóvenes -Matias Ploff-en erabakiak (Las decisiones de Matías Ploff; Erein, 1992)-, la pobreza y la marginación -Ostiraleko opila (Elkar, 1998; Trad. El bollo de los viernes, La Galera, 1998)-, la violencia -Marrigorringoak hegan (Mariquitas al vuelo; Edebé, 1994)-, la relación entre padres e hijos -1948ko uda (Verano de 1948; SM, 1994)-... Las reflexiones en torno a las relaciones entre Norte y Sur -Occidente y Africa- abarcan gran parte de la creación literaria de este autor. Por ejemplo, en libros como Enara, zer berri? (Golondrina, ¿qué hay de nuevo?; Alberdania, 1996), Eztia eta ozpina (Miel y vinagre; Alberdania, 1995) o Usoa, hegan etorritako neskatoa (Erein, 1999; Trad. Paloma, llegaste por el aire, La Galera, 1999) se nos muestra el fenómeno migratorio entre un territorio a otro. «Eztia eta ozpina, novela que nos muestra los lados dulce y amargo de la vida, refleja la historia del joven marroquí Selim que quiere ir a París. Durante el viaje vivirá más de una aventura, se enamorará de una chica de Vitoria-Gasteiz, Esther, verá de cerca la muerte... Esta novela que ha sido merecedora del premio Labaien está estructurada en tres partes, y cada una de ellas cuenta con un estilo narrativo y un narrador diferente: la tercera persona que cuenta la historia de Selim, el diario de Esther y la entrevista que trae una revista» (in Etxaniz Erle, Xabier; López Gaseni, Manu. 90eko hamarkadako Haur eta Gazte Literatura, Pamiela, 2005).

Por su parte, Usoa, hegan etorritako neskatoa «a través de un lenguaje a primera vista simple pero de gran contenido poético, nos hace ver el drama de la guerra, la miseria e incluso temas como la adopción, a través de la historia de la jovencita Usoa, venida desde Africa. La historia está narrada mediante un texto breve pero conciso, con un lenguaje y tono apropiados para lograr el efecto deseado en el lector. Tal y como en su día comentó la crítico catalana Teresa Durán, "literatura pura"» (in Etxaniz Erle, Xabier; López Gaseni, Manu. Op. cit.). Usoa, hegan etorritako neskatoa fue llevada al cine, y literariamente también tuvo continuidad, ya que posteriormente Zubizarreta compuso los títulos Usoa. Lehen kanpamendua (Usoa. Primer campamento; Erein, 2002), Usoa, zelatan (Usoa alerta; Erein, 2002), Usoa. Karpeta morea (Usoa. La carpeta morada; Erein, 2003) y Usoa. Bidaia kilikagarria (Usoa. Un viaje extremecedor; Erein, 2003).

Por otra parte, a través de Gutun harrigarri bat (Una carta sorprendente; Elkar, 1992) y Atlas sentimentala (Atlas sentimental; Alberdania, 1998) el autor lanza un mensaje en favor de la diversidad cultural y en contra del racismo. Sobre Atlas sentimentala Xabier Etxaniz Erle y Manu López Gaseni han escrito lo siguiente: «En esta novela escrita a modo de diario se nos narra la historia de un muchacho que tras haber sufrido un accidente cerca de la sierra del Atlas, y mientras sus padres van al monte, ha de pasar un tiempo en un pequeño poblado. En los cinco días que transcurre en dicho lugar conocerá a la sociedad árabe, el amor, el sexo, la amistad? Mediante un lenguaje simple y trabajado, haciendo uso de varios géneros y recursos, Zubizarreta logra adentrarnos en el mundo árabe. Atlas sentimentala es una muestra de la calidad de la literatura infantil y juvenil vasca...» (in Etxaniz Erle, Xabier; López Gaseni, Manu. Op. cit.)

Otras obras del autor son: Ipuinkaria (Pamiela, 1994), Biolin bat Maribeltxarentzat (Edebé-Giltza, 1995; Trad. Un violín para Maribelcha, Edebé, 1995), Mustloa naaaiz... (SM, 1996; Trad. Soy el mostooo...., SM, 1996), Ilargia ditarean (En el dedal de la luna; Elkar, 1996), Sekretuen liburua (Alberdania, 1997; Trad. El libro de los secretos, Alfaguara, 2002), Midasen eraztuna (Erein, 1998; Trad. El anillo de Midas, Edelvives, 2002), Joanaren erregin aulkia (El trono de Joana; Aizkorri, 1998), Elur beltza (Nieve negra; Erein, 1999), Bakarrik eta Buztangabe / Tailless and All Alone (Solito y Sin Cola; Baigorri, 2000), Magalik badaki (Anaya-Aritza, 2001; Trad. Magali por fin lo sabe, Anaya, 2001), Musuka (SM, 2001; Trad. Muchos besos, SM, 2001), Marraztuidazu gutun bat (Desclée, 2001; Trad. Dibújame una carta, Desclée, 2001), Paularen zazpi gauak (Edebé-Giltza, 2002; Trad. Siete noches con Paula, Edebé, 2002), Atxiki sekretua (Encuentra el secreto; Elkar, 2004), Zazpigarrena eta azkena (La séptima y última; Elkar, 2005). En 2006 el gipuzcoano se hizo con el Premio Euskadi de Literatura Infantil y Juvenil con el libro Pantaleon badoa (Pantaleón se va; Pamiela, 2005).

En cuanto a la narrativa para adultos, Zubizarreta ha escrito cinco novelas: Jesus, Marie ta Joxe (Erein, 1989) -en ésta también es apreciable la conexión entre Norte y Sur-, Gabrielle (Erein, 1991), Jeans-ak hozkailuan (Jeans en el frigorífico; Alberdania, 2000), Barrikadak. Vigo-Hendaia espresa (Barricadas. Espress Vigo-Hendaya; Alberdania, 2003) y Txantxa. Quick (Broma. Quick; Alberdania, 2003). Jeans-ak hozkailuan refleja el viaje que una mujer, a punto de separarse de su marido, emprende por los Estados Unidos de América, valiéndose para ello del diario que comienza a escribir la propia protagonista. Por su parte, Barrikadak. Vigo-Hendaia espresa está ambientada en un invierno de a comienzos de la década de 1980, teniendo como escenario principal, tal y como su propio título indica, el tren que va desde Vigo a Hendaya. «Para estructurar el viaje que nos propone, Zubizarreta se ha decantado por cinco personajes de entre todos los que podían ser: una mujer gallega que acaba de dejar a su marido, un sinvergüenza que tiene como oficio robar a los viajeros, un guardia civil recién licenciado, un joven implicado en la lucha callejera y un anciano viudo que como pasatiempo se dedica a mirar hacia la estación. Cada uno de ellos ocupa un capítulo, y desde su atalaya nos dan cuenta de sus inquietudes, de su vida, siendo estas narraciones parte de la historia principal. Un personaje va cediendo la palabra a otro, y así es como va avanzando la narración, hasta llegar a un final que el escritor ha preferido dejar abierto. El principal cometido del lector es rellenar los huecos que hay entre un testimonio y otro. De esa manera, con la ayuda de una tremenda economía de recursos y de las ilustraciones de Antton Olariaga, Zubizarreta nos invita a saltar por encima de las barricadas y ver que hay más allá, a través de esta narración de tono gris y sugestiva a la vez» (in Epaltza, Aingeru. "Gelditu ez den espresa", Nabarra, 2003-12).

Mientras tanto, Txantxa. Quick dirige su mirada al periodo tecnológico que vivimos. «En esta novela galardonada con el premio Etxepare, al igual que en la sociedad, la tecnología (la televisión, Internet, las cámaras de vigilancia...) no sólo es otro de los aspectos de la realidad, sino que es un agente que toma parte en la propia realidad, incluso en el espacio íntimo (en la relación de pareja, por ejemplo), que condiciona la percepción que tenemos sobre la realidad y que, al fin y al cabo, transforma completamente eso que llamamos realidad, de tal manera que lo real y lo ficticio, lo verdadero y lo imaginado se difuminan, para dar paso a una nueva realidad. (...) Así mismo, son de actualidad las reflexiones sobre las maneras en que se percibe la realidad y, tal y como muestra la narración, las dudas y los miedos de los personajes pueden resumirse en una única cuestión: la soledad y la incomunicación. Pero se trata de una novela coral ?y quizás se deba a su condición coral el que algunos personajes sean un estereotipo plano (como el guardia civil, por ejemplo)- y, por lo tanto, son plurales las maneras en que se viven el miedo, la soledad, la inseguridad. A través de la relación entre Marta y Daniel, Zubizarreta (acercándose al trabajo diseccionador que tan bien realizan los novelistas ingleses) indaga en la incomunicación y el miedo existentes en las parejas acomodadas de clase media-alta que todo lo tienen a su alcance, también en la falta de seguridad y en la paranoia, reflejada mediante los aparatos de vigilancia. En cambio, la relación entre Pablo Jose y Marga le da una dimensión social al conflicto de la novela, sacando a la superficie el tema de la falta de vivencia y la desigualdad social, y a través de Gabriel el escritor nos habla de la soledad de la vejez» (in Egaña, Ibon. "Gaur. Gu", Berria, 25-06-2006).

Así mismo, Zubizarreta ha publicado dos libros de narraciones -Troiako zaldia (El caballo de Troya; Arabako Foru Aldundia, 2003), Pospolo kaxa bat bezala (Como una caja de cerillas; Pamiela, 2005)- y un disco-libro -Urrezko giltza (La llave de oro; Erein, 2005)-. También ha ejercido como traductor y entre las obras que ha traducido al euskera se encuentran Las mil y una noches (Mila gau eta bat gehiago; Erein, 2002), Las noches de mil y una noches (Mila eta bat gauen gauak; Txalaparta, 2006) de Naguib Mahfuz, El esqueleto de las ballenas (Balearen eskeletoa; Elkar, 1992) de David Cirici, Mil rincones de la natualeza (Naturako mila txoko; Elkar, 1992) de Florence Verilhac y El tigre tras el cristal (Tigrea kristal atzean; Elkar, 1991) de Alki Zai.




Más información sobre el autor y su obra en Internet:

Asociación de Escritores Vascos

Asociación Galtzagorri

Literaturaren Zubitegia

Editorial Alberdania

Editorial Elkar

Editorial Erein




© Foto: elkarlanean.com